Noticias & Eventos

Sensores de calidad del aire urbano: más información, mejor calidad de vida en las ciudades

    PUNTOS DESTACADOS

  • La ciudad de Donostia-San Sebastián busca sacar provecho de las múltiples ventajas que ofrecen las tecnologías TIC.
  • Desde un punto de vista de calidad del aire, los episodios de contaminación elevada son puntuales ya que su situación costera facilita la rápida dispersión de los contaminantes.
  • La ciudad cuenta con una red de 6 estaciones de monitorización de la calidad del aire pertenecientes a la Red de Calidad del Aire de Gobierno Vasco que ahora se amplia gracias al proyecto SmartKalea.
  • Los sensores de calidad del aire urbano instalados permitirán, por ejemplo, conocer de forma más detallada la incidencia del tráfico o las industrias cercanas.

El uso de sensores de calidad del aire urbano, configurando  pequeñas estaciones de medición sumamente versátiles, es muy recomendable para recopilar datos acerca de la contaminación en las ciudades. Su fácil y rápida instalación permite detectar puntos conflictivos, contribuyendo de igual forma a la protección del entorno y del patrimonio arquitectónico.

De igual forma, su utilización continua posibilita mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. Y este detalle adquiere una especial importancia cuando se estima que para 2050 el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas y que cada año la contaminación provoca más de 8 millones de muertes prematuras.

Proyecto SmartKalea, analizando el rol de los sensores de calidad del aire urbano

Como comentábamos, estas pequeñas estaciones de calidad del aire pueden desempeñar un papel muy importante en la captura de datos hiperlocales o de detalle.

En el artículo sobre la falta de estándares para los sensores con la mejor relación coste/eficiencia, explicamos que estos equipos no son sustitutos directos de los instrumentos de referencia o de las redes de control de calidad del aire. No obstante, su uso es válido para otras aplicaciones tales como (1, 2):

  • Investigación para ampliar el conocimiento de los efectos negativos de la calidad del aire.
  • Creación de modelos predictivos y mapas de calidad del aire más detallados.
  • Complemento a las redes de monitorización de calidad del aire oficiales, ya que los niveles de contaminación pueden variar completamente en unas decenas de metros.
  • Identificación y caracterización de fuentes de emisiones contaminantes.
  • Concienciación de la sociedad en torno a los efectos de la contaminación atmosférica.

Pero, ¿qué beneficios concretos puede obtener una ciudad invirtiendo en este tipo de tecnología? El proyecto SmartKalea que se desarrolla en Donostia/San Sebastián y en el que participa Kunak ofrece algunas claves. Una de las principales lecciones, que este tipo de dispositivos sensóricos no son solo para grandes urbes de millones de habitantes.

Monitorización de la contaminación en Donostia/San Sebastián con sensores de calidad del aire urbano

La ciudad tiene en la actualidad seis estaciones fijas pertenecientes a la red de medición de la calidad del aire de Gobierno Vasco. No obstante, conscientes de la importancia que tiene la monitorización de la calidad del aire urbano, el consistorio decidió ampliar los puntos de medición en el marco del proyecto SmartKalea.

Estaciones de calidad del aire en Donostia
Solución proporcionada por Kunak (poste derecho) y estación de calidad del aire de Gobierno Vasco

Esta iniciativa, que podría traducirse como “calle inteligente”, está impulsada por Fomento San Sebastián. Su principal objetivo es dotar a la capital guipuzcoana de tecnología TIC que permita el desarrollo de nuevos modelos de negocio y mejore la calidad de vida de la ciudadanía.

La participación de Kunak en esta iniciativa se ha materializado a través de la instalación y puesta en funcionamiento de varios equipos Kunak Air A10 que miden los siguientes parámetros:

  • Partículas en suspensión (PM10, PMy PM1)
  • Monóxido de carbono (CO)
  • Dióxido de nitrógeno (NO2)
  • Ozono (O3)
  • Dióxido de azufre (SO2)
  • Sulfuro de hidrógeno/ácido sulfhídrico (H2S)
  • Variables meteorológicas (temperatura humedad relativa y presión atmosférica)

Como veremos en el siguiente epígrafe, la tecnología IoT facilita su detección, alertando de posibles incidentes que pueden poner en peligro la salud humana.

Los beneficios que proporcionan estas estaciones de monitorización son un claro ejemplo de las aplicaciones que comentábamos anteriormente. En el caso de Donostia/San Sebastián se ha conseguido, por ejemplo:

  • Ampliar la red de monitorización de calidad del aire existente. Los equipos de Kunak permiten añadir más puntos de medición con una relación coste/eficiencia óptima que resulta más asumible para las arcas públicas que el gasto que suponen los instrumentos de referencia.
  • Conocer de forma más precisa la incidencia del tráfico o las industrias cercanas a la zona urbana.
  • Aumentar la percepción en torno a cómo es la calidad del aire en la ciudad.
  • Detectar episodios puntuales de contaminación elevada gracias a los sistemas de alerta implementados en la solución.
  • Informar a la ciudadanía acerca de los niveles de calidad del aire en tiempo real.

¿Qué condiciones de calidad del aire justifican esta inversión?

La inversión en equipos de monitorización no es una decisión que debe venir definida por la mejor o peor calidad del aire que experimenta una ciudad. En este sentido, Donostia, con sus casi 190 000 habitantes y los miles de turistas que recibe cada año, disfruta de unas condiciones favorables en relación a la calidad del aire.

Su situación costera y el efecto de la brisa del mar facilita la dispersión de los contaminantes del aire. Por tanto, y salvo episodios puntuales, los índices de calidad del aire se mantienen dentro de los límites legales establecidos por la Unión Europea. Sin embargo, es habitual que se superen los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud, más restrictivos, tal y como recoge Ecologistas en Acción en su informe “La calidad del aire en el Estado español en 2019”.

No obstante, hay que tener en cuenta dos aspectos relevantes que pueden condicionar las decisiones a futuro:

  • No hay ningún nivel seguro de contaminación y, por tanto, cualquier exposición prolongada puede ser perjudicial (3).
  • Europa se ha marcado como propósito de endurecer sus directivas y reducir sus límites para hacerlos coincidir con los de la OMS.

Los comportamientos proactivos, adelantarse desde ya a los acontecimientos, es, por tanto, una magnífica forma de poner a las personas en el centro de atención.

Conclusión

Las limitaciones a la movilidad derivadas de la crisis del coronavirus nos han permitido saborear cómo son las ciudades cuando no están bajo el yugo de la contaminación del aire y ruido. Y para muchas personas ha sido un verdadero descubrimiento, quizás porque disfrutar de un aire limpio es una necesidad que repercute en el bienestar de una sociedad.

El impacto que supone la contaminación es una losa cuyo peso podría aliviarse depositando una mayor confianza en la tecnología, en los datos que permiten tomar decisiones más acertadas. Tenemos el conocimiento y las soluciones. Podemos delimitar espacios y poner en marcha iniciativas como SmartKalea para comprobar la utilidad de estas herramientas.

Empecemos en pequeño, pero pensemos en grande. Disfrutar de ciudades donde pasear sea un placer lo merece.

Descargar el Caso de éxito de Donostia - San Sebastián

¿Te ha gustado el artículo?

Si deseas obtener información más detallada sobre el proyecto que hemos llevado a cabo en la ciudad de Donostia – San Sebastián, puedes hacerlo descargando el caso de éxito.

Para ello, simplemente rellene el siguiente formulario:

Mantente al día. ¡No te pierdas nuestras novedades!

Fuentes consultadas:

  • (1) Snyder, E., Watkins, T., Solomon, P., Thoma, E., Williams, R., & Hagler, G. et al. (2013). The Changing Paradigm of Air Pollution Monitoring. Environmental Science & Technology, 47(20), 11369-11377. Consultado el 25/06/2020 en https://doi.org/10.1021/es4022602
  • (2) Rai, A., Kumar, P., Pilla, F., Skouloudis, A., Di Sabatino, S., & Ratti, C. et al. (2017). End-user perspective of low-cost sensors for outdoor air pollution monitoring. Science Of The Total Environment, 607-608, 691-705. Consultado el 25/06/2020 en https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969717316935
  • (3) Zhao, B., Johnston, F., Salimi, F., Kurabayashi, M., Negishi, K. (2020). Short-term exposure to ambient fine particulate matter and out-of-hospital cardiac arrest: a nationwide case-crossover study in Japan. The Lancet Planetary Health, 4(1), e15-e23. Consultado el 29/06/020 en https://doi.org/10.1016/S2542-5196(19)30262-1