Quemas prescritas agrícolas, conciliando agricultura y calidad del aire - Kunak
Noticias & Eventos

Quemas controladas de cultivos, conciliando práctica agrícola y calidad del aire

Monitorizando la calidad del aire en las quemas agrícolas prescritas
Reading time 3 min

PUNTOS DESTACADOS

  • El fuego utilizado de forma controlada es un elemento que el ser humano ha usado en agricultura desde tiempo inmemorial.
  • El humo que liberan estas quemas prescritas modifica la calidad del aire debido a los gases y las partículas en suspensión presentes.
  • La monitorización de los niveles de contaminación en tiempo real y la supervisión de las condiciones meteorológicas, en especial del viento, como demuestra el proyecto de Kunak en las plantaciones de caña de azúcar de Guatemala, introduce claros beneficios que ayudan a gestionar estos fuegos planificados.

Las quemas prescritas agrícolas son aquellas en las que un fuego supervisado permite reducir el material combustible o eliminar residuos.

También conocidas como quemas controladas, su uso ha sido consustancial a la evolución de las civilizaciones. Así, por ejemplo, se usan para clarear zonas de bosque y proporcionar nuevas zonas de cultivo. Su ejecución suele recaer sobre expertos en el manejo del fuego y siempre se lleva a cabo bajo unas condiciones climáticas específicas que ayudan a que el fuego no se descontrole.

Pero estos incendios prescritos también tienen un parte negativa: los cambios sobre la calidad del aire. Y en Kunak tenemos la solución para minimizar esta cuestión.

¿Por qué es recomendable medir la calidad del aire durante las quemas prescritas agrícolas?

Los fuegos controlados que realiza el sector azucarero en Guatemala se realizan con el objetivo principal de eliminar follaje seco indeseable que dificulta la recolección de la cosecha manual. Su quema persigue, entre otros, dos objetivos básicos

  • eliminación de residuos, y
  • reducción del material combustible

que, además de dificultar la recolección, podrían arder de forma accidental e incontrolada a consecuencia, por ejemplo, de una chispa procedente de la maquinaria agrícola.

Maquinaria trabajando en una plantación de caña de azúcar

Las quemas prescritas agrícolas, sin embargo, liberan gases y partículas a la atmósfera, pudiendo devaluar la calidad del aire. El humo, de hecho, es visible por el material en suspensión flotante y mucha gente asocia su presencia con contaminación. Además y como ya comentamos cuando hablamos sobre contaminación del aire por incendios forestales, los efectos del humo pueden dejarse notar a varios kilómetros del foco de origen.

Y su impacto resulta evidente sobre la salud. Así, por ejemplo, un estudio llevado a cabo en una explotación azucarera de Brasil reveló un importante incremento en la exposición de PM2.5 entre el personal trabajador y los habitantes de los núcleos más cercanos.

Las soluciones de Kunak como respuesta

En estas situaciones, monitorizar la calidad del aire con sistemas como el Kunak AIR Pro se convierte en una tarea más que recomendable. Y es justamente la solución que hemos implementado para la Asociación de Azucareros de Guatemala (ASAZGUA) al objeto de identificar los puntos críticos durante las operaciones de quema controlada.

Las estaciones Kunak AIR Pro desplegadas sobre el terreno monitorizan los siguientes parámetros:

  • Partículas en suspensión de diferentes diámetros (PM1, PM2.5 y PM10)
  • SO2 (dióxido de azufre)
  • NO2 (dióxido de nitrógeno)
  • O3 (Ozono)
  • Temperatura, humedad relativa y presión atmosférica
  • Velocidad y dirección del viento

Conclusión

Las quemas controladas han sido empleadas desde la antigüedad. A través de ellas, se han transformado los paisajes y el ser humano ha adaptado el terreno a sus necesidades.

Pero como cualquier otro fuego, la biomasa que arde, que en nuestro caso práctico es una explotación de caña de azúcar, libera contaminantes. Y estos agentes pueden resultar perjudiciales para las personas, especialmente las partículas en suspensión de menor tamaño, capaces de llegar a lo más profundo del sistema respiratorio.

Los datos de concentración y dirección y velocidad del viento que proporcionan nuestras estaciones Kunak AIR Pro son un complemento en cualquier plan de quema prescrita. El objetivo, reducir la exposición tanto del personal operario de la plantación como de las poblaciones más cercanas.

En Kunak tenemos las soluciones. Solo es necesario implementarlas para tomar decisiones sobre la base que proporcionan unos datos de la máxima calidad.