Noticias & Eventos

¿Cómo afecta la contaminación del aire en el deporte practicado al aire libre?

Contaminación del aire en el deporte

    PUNTOS DESTACADOS

  • La contaminación del aire en el deporte al aire libre afecta al rendimiento deportivo.
  • En 2018, World Athletics inició una campaña para concienciar acerca de la importancia de la calidad del aire, proyecto en el que Kunak proporciona sus soluciones de monitorización.
  • Los equipos de Kunak se han puesto a prueba en numerosos eventos deportivos tales como la maratón de Ciudad de México o de Valencia.
  • Los cambios en la respiración que conlleva la práctica de deporte al aire libre pueden agravar el efecto negativo de la contaminación.

Citius, altius, fortius. Más rápido, más alto y más fuerte. Este es el lema de los Juegos Olímpicos, uno de los símbolos del espíritu olímpico junto con la antorcha y los anillos entrelazados.

Pero teniendo en cuenta qué implicaciones tiene la contaminación del aire en el deporte, quizás habría que apelar también a la necesidad de un aire “más limpio”.

Descargar caso de éxito de la Maratón de Valencia

El porqué de la medición de la contaminación del aire en el deporte

La calidad del aire condiciona el rendimiento deportivo. Así lo sugieren al menos estudios como el realizado por Guo & Fu (1), que analizó 56 pruebas de maratón celebradas en China durante 2014 y 2015. Una de las conclusiones, por ejemplo, fue que un corredor de maratón promedio necesitaría 12 minutos más para cruzar la línea de meta cuando la contaminación es elevada, similar a la registrada durante la prueba de Pekín de 2014.

No obstante, la contaminación es un factor que varía a lo largo del día y del recorrido. Al fin y al cabo, en su nivel influyen aspectos como la densidad del tráfico, las condiciones climáticas o la radiación solar. Así y tal y como muestra una reciente investigación de la Universidad de Yale, la formación de aerosoles orgánicos secundarios, claves en la concentración de partículas PM2.5, aumentan con la radiación solar y la temperatura ambiente (2). Y a este material particulado cabría añadir también otras fuentes de emisión como las partículas generadas por los neumáticos o el desgaste de los frenos.

World Athletics, la antigua IAAF, es consciente de las consecuencias de la contaminación. Por esta razón, en 2018 y en colaboración con el Programa ONU Medio Ambiente, inició una campaña de concienciación para poner en valor la calidad del aire en estadios y eventos deportivos. El objetivo, monitorizar los parámetros que pueden repercutir sobre el rendimiento y la salud de los atletas y población en general.

La medición continuada y en tiempo real permite establecer patrones y analizar cuáles son las mejores horas para entrenar o competir. De esta forma, se podría evitar la celebración de muchas pruebas atléticas durante la peor hora del día, como lamentaba el Dr. Paolo Emilio Adami, Director del Departamento de Salud y Ciencia de World Athletics, en 2018.

La experiencia de Kunak midiendo la calidad del aire en pruebas deportivas

Kunak, como proveedor de soluciones de monitorización de la contaminación del aire para World Athletics, está poniendo los medios tecnológicos y los datos para llevar a cabo esta supervisión de forma fiable y rigurosa. Así, nuestro Kunak Air A10 ha sido puesto a prueba en diferentes citas deportivas tales como:

  • La maratón de Valencia en diciembre de 2019, donde se llevaron a cabo mediciones antes y durante la prueba. La monitorización previa, por ejemplo, se efectuó recorriendo el circuito con una bicicleta equipada con una estación de medición móvil. Estas lecturas fueron complementadas el día de la competición con otra estación colocada sobre el vehículo oficial que cronometró la prueba.
  • El evento de la Diamond League celebrado en Mónaco en julio de 2019, donde los datos de calidad del aire fueron compartidos con los atletas y el público en tiempo real.
  • La monitorización de la contaminación del aire en la Ciudad de México en el marco de la maratón de agosto de 2019. Esta tarea, además, marcó un hito al ser la primera vez que una prueba deportiva de estas características se supervisó mediante sensores de calidad del aire.
  • El control de las condiciones ambientales durante el Campeonato Mundial de Carreras de Relevos de 2019 en Yokohama (Japón), cuyo análisis propició la publicación de un artículo científico en Science of the Total Environment en febrero de 2020.
  • La medición de la calidad del aire en el estadio de atletismo de Addis Abeba (Etiopía), siendo la primera incursión de la campaña de World Athletics en África.
  • La instalación de estaciones de medición en Nairobi (Kenia). Estos dispositivos se instalaron para supervisar las condiciones atmosféricas en el marco de la World Athletics U20 Championships previsto para julio de 2020. No obstante, la irrupción del coronavirus provocó el aplazamiento del evento.

Kunak en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

En colaboración con World Athletics y el comité organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020, Kunak ha analizado recientemente las condiciones ambientales de Sapporo, sede de la maratón masculina en agosto de 2021.

Tal y como explica Miguel Escribano, nuestro director de negocio, se recopilaron más de 15.000 puntos con datos sobre NO2, O3, PM2.5, PM10 y Wet Bulb Globe Temperature (WGBT) variable que determina el estrés por calor.

¿Cuáles son las consecuencias de la contaminación ambiental sobre los deportistas?

El rendimiento deportivo es importante y los efectos de la contaminación del aire en el deporte son notorios . Pero, ¿qué relevancia tiene pulverizar el crono cuando está en juego la salud personal?

Atletas de élite como Haile Gebrselassie o Paula Radcliffe, ambos asmáticos, se han visto ante esta disyuntiva en numerosas ocasiones. Gebrselassie, por ejemplo, decidió no correr la maratón de los JJOO de Pekín en 2008. El motivo esgrimido, los altos niveles de contaminación. Esta situación, habitual en la capital china, también sembró la alarma entre los participantes de la maratón de 2014 ya mencionada, como se puede observar en el siguiente vídeo.

Practicar deporte conlleva cambios en la respiración de una persona que pueden agravar el efecto negativo de la contaminación (3, 4). Un deportista, por ejemplo,

  • incrementa la frecuencia de respiración y aumenta la velocidad de flujo, haciendo que la cantidad de sustancias contaminantes inhaladas sea mayor y lleguen a mayor profundidad dentro del sistema respiratorio, y
  • respira de forma habitual por la boca, perdiendo así el efecto filtrante del vello nasal.

En una maratón de 42 kilómetros, por ejemplo, y tal y como describen Marr & Ely (5), «un atleta que corre al 70% de capacidad máxima de absorción de oxígeno durante la duración de una maratón (∼3 h) inhala el mismo volumen de aire que una persona sedentaria en 2 días.»

¿Qué implicaciones tiene sobre la salud este sobresfuerzo? La inhalación de partículas en suspensión, por ejemplo, podría ocasionar inflamación de las vías aéreas y el sistema vascular, daños por estrés oxidativo y una reducción en la función pulmonar (6).

Conclusión

Ganar es una aspiración asociada al deporte profesional. Es la culminación de un camino forjado a base de constancia, esfuerzo y sacrificio. Ahora imagina no poder alcanzar esa meta porque cuando exigiste a tu cuerpo funcionar al 100%, la calidad del aire lo impidió. Como aquellos jugadores de críquet de Sri Lanka que terminaron enfermos por la contaminación que soportaron en Delhi.

Monitorizar la calidad del aire supone saber con mayor certeza en qué condiciones se disputará una prueba deportiva. Implica disponer de datos con los que tomar decisiones. Tener la posibilidad de retrasar o adelantar el inicio de una carrera o redefinir su recorrido para evitar el paso por puntos rojos de contaminación. Pero sobre todo, significa velar por la salud, no solo de los deportistas sino también de la población en general. Porque la contaminación puede hacer que la gente enferme. Pero la puesta en valor de lo que significa una calidad del aire buena hace que el nivel de bienestar de las personas aumente.

Y ahí ganamos todos.

Descargar caso de éxito de la Maratón de Valencia

¿Te ha gustado el artículo?

Si desea obtener información más detallada sobre la solución que hemos desarrollado para World Athletics, puede descargar el caso de éxito.

Para ello, simplemente rellene el siguiente formulario:

Fuentes consultadas:

  • (1) Guo, M., & Fu, S. (2019). Running With a Mask? The Effect of Air Pollution on Marathon Runners’ Performance. Journal Of Sports Economics, 20(7), 903-928. https://doi.org/10.1177/1527002518822701
  • (2) Khare, P., Machesky, J., Soto, R., He, M., Presto, A., & Gentner, D. (2020). Asphalt-related emissions are a major missing nontraditional source of secondary organic aerosol precursors. Science Advances, 6(36), eabb9785. https://doi.org/10.1126/sciadv.abb9785
  • (3) Aydın, S., Cingi, C., San, T., Ulusoy, S., & Orhan, İ. (2013). The effects of air pollutants on nasal functions of outdoor runners. European Archives Of Oto-Rhino-Laryngology, 271(4), 713-717. https://doi.org/10.1007/s00405-013-2610-1
  • (4) Carlisle, A. (2001). Exercise and outdoor ambient air pollution. British Journal Of Sports Medicine, 35(4), 214-222. http://doi.org/10.1136/bjsm.35.4.214
  • (5) Marr, L., & Ely, M. (2010). Effect of Air Pollution on Marathon Running Performance. Medicine & Science In Sports & Exercise, 42(3), 585-591. https://doi.org/10.1249/mss.0b013e3181b84a85
  • (6) Rundell, K. W. (2012). Effect of air pollution on athlete health and performance. British Journal of Sports Medicine, Vol. 46, pp. 407–412. https://doi.org/10.1136/bjsports-2011-090823

Mantente al día. ¡No te pierdas nuestras novedades!