Noticias & Eventos

¿Cómo beneficia a la movilidad disponer de un contador de partículas en suspensión?

Kunak colabora en la Semana Europea de la Movilidad

Un contador de partículas en suspensión es una de las principales herramientas para evaluar la calidad del aire. No en vano, las partículas en suspensión y gases como el ozono y el dióxido de nitrógeno son algunos de los principales contaminantes de las zonas urbanas. Y una de sus principales fuentes de generación es el tráfico.

Iniciativas como la Semana Europea de la Movilidad, SEM2020, (12-24 septiembre 2020) sirven para concienciar sobre esta problemática. Al fin y al cabo, el fomento del transporte sustentable y la transmisión de buenas prácticas entre la ciudadanía contribuyen a que la concentración de este material suspendido disminuya. 

El lema escogido para este año por la SEM2020, “Por una movilidad sin emisiones”, está además directamente vinculado con nuestra actividad de ofrecer soluciones de monitorización. Por tanto, desde Kunak nos hemos involucrado activamente con las actividades organizadas por instituciones y organismos en diferentes ciudades. El objetivo, poner en valor la monitorización de la calidad del aire en tiempo real en las zonas urbanas.

La contribución del tráfico a la contaminación atmosférica de las ciudades

El transporte muestra una especial incidencia cuando la variable que se analiza es la población expuesta. En este punto, no conviene olvidar que los efectos de la contaminación, y en especial las partículas suspendidas, sobre la salud humana han sido demostrados por numerosos estudios. Así, los datos de 2017 revelan que el 77% de la población urbana estuvo expuesta a valores de material particulado PM2,5 superiores a los recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud). Estos porcentajes de exposición también son relevantes para otras sustancias contaminantes: 44% de población expuesta a PM10, 96% a O3 y 6,5% a NO2.

Tal y como muestra el gráfico adjunto, es incuestionable que todos los contaminantes, a excepción del O3, muestran una tendencia a la baja. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no existe un nivel de contaminación seguro. Y menos cuando se habla de sustancias cuyo pequeño tamaño facilita que puedan llegar a lo más profundo del sistema respiratorio.

Chart — Urban population exposed to air pollutant concentrations above WHO air quality guidelinesPM2.5PM10O3NO22000200120022003200420052006200720082009201020112012201320142015201620170%20%40%60%80%100%
YearPM2.5PM10O3NO2
200084.493.825.9
200185.696.622.3
200281.996.723.1
200391.495.931
200477.899.220.6
200582.49621.4
200697.485.69918.2
200790.985.897.820.7
200886.874.798.512.3
200990.47597.114.3
201088.177.295.611.7
201191.985.597.211.9
201290.463.897.98.8
201385.161.898.29.1
201485.450.395.97.6
201580.652.395.48.4
2016 74.441.797.97.2
201777.244.495.96.5

Población urbana expuesta a concentraciones de contaminantes atmosféricos superiores a las directrices de calidad del aire de la OMS

Fuente: https://www.eea.europa.eu/data-and-maps/indicators/exceedance-of-air-quality-limit-3/assessment-5

En este contexto, disponer de un contador de partículas en suspensión y un monitor de gases contaminantes permiten, por tanto, conocer cuál es el punto de partida. Simplifica la elaboración de un diagnóstico previo en el que se identifican los puntos críticos y áreas de mejora, permitiendo así evaluar cómo medidas relacionadas con la movilidad sostenible mejoran la calidad del aire.

La colaboración de Kunak

Desde Kunak se propuso colaborar y prestar apoyo al Ayuntamiento de Pamplona para participar en los distintos actos organizados en la ciudad en el marco de la citada Semana Europea de la Movilidad. De este modo, hemos hecho visibles nuestras soluciones mediante:

  • Colocación de un equipo Kunak Air Mobile en uno de los coches eléctricos de la flota del ayuntamiento. La medición partículas en suspensión (PM1, PM2.5 y PM10) y sensores de O3 y NO2 permitió obtener una panorámica de la situación actual de la contaminación del aire en la ciudad, ayudando a detectar los puntos calientes o críticos.
  • El transporte de un Kunak Air en una de las bicicletas participantes en el recorrido guiado por la red ciclable de la ciudad. El objetivo de esta actividad, además de complementar la panorámica conseguida con el vehículo eléctrico, fue evaluar la exposición a la que están sometidos las personas que usan la bicicleta como medio de transporte. Por esta razón, los contaminantes monitorizados fueron el ozono troposférico (O3), el dióxido de nitrógeno (NO2) y el material particulado (PM1, PM2,5 y PM10).
  • La exhibición de un Kunak Air Mobile a la ciudadanía durante la exposición de coches eléctricos organizada por el consistorio.

Conclusión

Un sistema de monitorización que cuente con un contador de partículas en suspensión y sensores de diversos gases permite vislumbrar cómo movilidad sostenible y calidad del aire son casi dos caras de una misma moneda. Así, cuando las ciudades promueven el uso de medios de transporte sustentable como la bicicleta, la calidad del aire mejora. En cambio, cuando es el coche privado el que se adueña de las calles, la calidad del aire se resiente fruto de las emisiones del tráfico.

El camino para lograr una ciudades más saludables no puede estar marcado de forma más clara.